martes, 29 de abril de 2008

*...Y A LA 2ª INSACULACIÓN, INVISTIÓ Y NOMBRÓ GOBIERNO*






Insacular (Real Academia Española):
1.
tr. Poner en un saco, cántaro o urna, cédulas o boletas con números o con nombres de personas o cosas para sacar una o más por suerte.
2. tr. Introducir votos secretos en una bolsa para proceder después al escrutinio.


"Hay que cambiar las cosas, para que todo siga igual".Príncipe de Salina.El Gatopardo.Giuseppe T. di Lampedusa.

*LA SESIÓN DE INVESTIDURA.

El tiempo, en política, tiene otra dimensión pues, apenas hace un mes de la sesión de investidura, y parece que estamos próximos a unas nuevas elecciones, aunque no sea más que por la proximidad de las europeas y algunas autonómicas.

Tras una segunda insaculación, aludida pero mal explicada por el inefable Presidente del Congreso José Bono , el candidato José Luis Rodríguez Zapatero fue investido Presidente del Gobierno, con el sólo apoyo de los diputados de su grupo socialista y tuvo, en este caso, el dudoso "honor" de ser el primer presidente electo de la democracia española elegido en segunda votación.

Ciertamente la cuestión puede ser irrelevante, e incluso constitucionalmente pausible al alejarse de las malas y muy malas "compañías" políticas de la anterior legislatura, pero por la trayectoria de quien fue, es y será Zapatero, no deja de ser un gesto puramente teatral y equívoco, pero no engañoso porque volverá a su "estilo", es decir, al engaño y la mentira como táctica de gobierno. No obstante, démosle cien días.

Respecto al contenido de la sesión de investidura fue, claramente, la más tediosa y de menor nivel hasta ahora, y no sólo por parte de Zapatero y su retórica de "buenismo y alianza de civilizaciones", sino que un cansado Rajoy tampoco estuvo a nivel ni en la forma ni en el fondo.

Aparte de un derrotado, agotado y amortizado Llamazares, los nacionalistas a lo suyo (¿qué hay de lo mío?), y salvo al portavoz de CiU-Durán Lleida-con sus exposiciones bien trabajadas y estructuradas, analíticas, sintéticas, basadas cuando es necesario en argumentos técnicos y, aún siendo catalanistas proponiendo su colaboración, como ha sido tradicional desde la monarquía alfonsina, a la gobernabilidad de España.


Mención especial al discurso de Rosa Díaz, del nuevo partido UPyD, todo realismo y sensatez, que recordaba a los mejores tiempos de la Transición, leal al constitucionalismo y enfrentada con firmeza al terrorismo y las desigualdades económicas, sociales, territoriales y lingüísticas, entre otras.

* EL NUEVO GOBIERNO.

Pocos días después Zapatero, tras pensar junto a su epígono José Blanco y otros estrategas e ideólogos avezados de Moncloa, explicita el nuevo gobierno cuyo méritos principales residen, en tener más mujeres que hombres, una mujer (aunque no era la prevista) en Defensa, y otra mujer para la Igualdad entre todos los sexos, razas, religiones, culturas, lenguas, buenos y malos, empresarios y trabajadores, jóvenes y viejos,... y todas las tierras de España.

Digo lo anterior con gran tristeza porque, evidentemente, me parece irrelevante la supremacía ministerial cuantitativa de mujeres sobre hombres, una mujer en Defensa como en otros países y otras mujeres, seguramente muy valiosas al menos inicial y curricularmente, en otros Departamentos, pero que el propio Zapatero devalúa con su exposición un tan juvenil, sin argumentos, ahora que se acerca el 40ª del Mayo del 68.

No obstante, matizaría sobre el nuevo Gobierno :

-Los nuevos/nuevas Ministros son, en principio, adecuados aunque no parecen tener mucha o ninguna experiencia extrapolítica, y aún política en algún caso.

- Mantener un Ministerio de Vivienda es absurdo y muy costoso, desprovisto de gestión y competencias como se ha demostrado palpablemente, aparte de recordar tiempos pasados no concordantes con la memoria histórica presidencial.

-Análogamente, el novedoso e innecesario Ministerio de Igualdad del que ni el Presidente ni su Titular conocen sus competencias, que ya se se irán "rellenando".

Luego vendrán los ministerios de Libertad y Fraternidad, aunque Zapatero será "jacobino" o no según convenga.Y, también, los del Paro, Juventud, Mujer, Jubilados, Autónomos, Civilizaciones,...

-El multimillonario coste de los Ministerios anteriores (Vivienda e Igualdad), podría destinarse a dotar real y presupuestariamente Leyes importantes aprobadas (Violencia de género, Dependencia,...), e inversiones que puedan paliar los malos tiempos que se avecinan.

-Lo más indignante ha sido mantener en carteras de "Estado" a personas cuya gestión ha sido ínfima, frentista y aún negativa, han falsificado curriculum, y han perdido en las circunscripciones donde los presentaron: Exteriores, Educación,Justicia, Sanidad, Fomento,..
-También situar en Industria a un perdedor nato que saca a relucir cuestiones personales al estilo "basura" hoy imperante, por no hablar de la pugna y marcaje a un amortizado Solbes, lucha interna que nada beneficia a la difícil estabilidad del país.

-Hubiera sido más útil y con contenido un Ministerio de Energía y Medio Ambiente, dos de los máximos retos a corto plazo, incluyendo la cuestión Hidrogeológica.

-También sustituir al Ministro del Interior, el particular "Fouché" del gobierno, por otro que crea y se dedique firmemente en acabar con los terrorismos, y no a maniobras políticas de dudoso gusto y legalidad.

Finalizo con la cita inicial: "Que todo se mueva para que todo siga igual",... "a mucho peor".


¡Cien días!, como a Napoleón y... su Waterloo.








2 comentarios:

GUILLERMO DIAZ dijo...

Enhorabuena por este magnífico post.
Antonio te animo a que seas mas asiduo para que podamos gozar de tus interesantes artículos.

Antonio Checa Pérez dijo...

Para Guillermo:
Después de un ligero "descanso" tras las elecciones generales, volveré a escribir con más regularidad pues materia y motivos para ello no faltan.
Agradezco tus "elogios", y espero no defraudar a mis "millones" de lectores-fans.