martes, 17 de marzo de 2009

GALICIA Y PAÍS VASCO (I): GANO LA CONSTITUCIÓN DE NUEVO,...SUPONGO



GALICIA-Alberto Núñez Feijóo:
"Se acabarán las galescolas".
PAIS VASCO-Fco. Javier"Patxi" López Álvarez:
"Me presentaré a lendakari".


El pasado 1 de Marzo se celebraron Elecciones Autonómicas en Galicia y el País Vasco y, en ambos casos, ganó la Constitución...supongo, como titulé mi Artículo en este mismo Blog tras las últimas Elecciones Generales.

En los ya más de treinta años en que vengo observando el proceso democrático español y sus resultados electorales, es ahora cuando he recibido la mayor alegría, si exceptuamos los iniciales triunfos de mi Partido Unión de Centro Democrático, y el de los diez millones de votos del PSOE en 1982, por el cambio, alternancia y normalización político-democrática que suponía.

Los resultados evidencian que el nacionalismo pasa un mal momento con sensibles retrocesos de los partidos nacionalistas e independentistas en ambas Comunidades (también del PSOE-PSG en Galicia), y claros avances de los partidos constitucionalistas en el País Vasco (PSOE-PSE, PP y UPyD).

GALICIA.

La victoria por mayoría absoluta es muy meritoria dada la asignación D'Hont, méritos que, aparte de los que pueda tener Rajoy, hay que atribuírselos a su candidato-Presidente Alberto Núñez Feijóo, que podrá gobernar sin necesidad de apoyos parlamentarios de la oposición, lo que no excluye por conveniente, conseguir acuerdos y consensos con aquella (sobretodo del PSOE-PSG) en leyes fundamentales para la Comunidad autónoma.

Hace años residí unos muy agradables meses en la bonita ciudad de La Coruña y comprendí bastante la idiosincrasia gallega: para nosotros no sabemos si van o vienen, pero ellos si que lo saben. Hace 4 años, tras muchos de gobierno del PP de Fraga, propiciaron un cambio pero no tardaron mucho en comprender que esos gobiernos "bipartitos" basados sólo en el poder, la ineficacia, la contradición, el despilfarro,..., de "nuevos ricos", llevaban al abismo político, económico y cultural, a desestructurar su sociedad y aún al frentismo.

Además, la debacle electoral ha provocado la dimisión de los líderes de PSOE-PSG (Touriño) y BNG (Quintana), asumiendo su responsabilidad.

Espero, pues, que se vuelva a la Constitución, al Estatuto y al bilingüismo, entre otras cuestiones y se abandonen para siempre las "veleidades" separatistas sin ninguna base histórica, y que el PSOE-PSG no se arriesguemás y vuelva a la cordura constitucionalista y a la fidelidad de la Transición.

PAIS VASCO.

Los votantes de Euskadi de han decantado claramente por opciones constitucionalistas (PSOE-PSE, PP y UPyD), cuya suma de escaños supera en uno la mayoría absoluta, y no por las nacionalistas-independentistas que, salvo al PNV que mejora y también Aralar, ha "castigado" a EA así como a la filial de IU, camino de desaparecer allí y en España por sus líderes tan "veleidosos" (Llamazares y Madrazo).

Así, por primera vez en 29 años, la opción constitucionalista conforma una mayoría suficiente para que Patxi López sea investido Lendakari, y gobernar la legislatura, que no será fácil pero irrenunciable.

Yo apostaríapor un Gobierno fuerte, de coalición PSOE-PP, con el mínimo de independientes, no como concesión al nacionalismo y al PNV en particular, sino como decisión histórica del electorado: de nuevo hay que apostar muy firme por la Constitución, elEstatutode Guernica, la educación, el bilingüismo,..., y normalizar temas tales como la Policía autónoma, los medios públicos de comunicación, el sinfín de cargos,..

El voto se suele repartir entre nacionalistas y quienes no lo son, pero de aquellos no más de un 30% se decantan por el soberanismo. Porello, y por los actuales resultados, la responsabilidad de los grandes partidos nacionales es mucha pero única: gobernar el País vasco, sin dejar de fomentar acuerdos con el PNV si ello fuera posible, pero sin ningún temor ni complejo.

Aunque Zapatero esté más a gusto con los nacionalistas, dentro de su política permanentemente "tactista" y no estatal, al menos por una vez debía pensar en los intereses generales del electorado y de su país, rechazando el "chantaje" nacionalista y,apoyándose en el PP, cumplir el mandato resultante de las urnas: no confío nada en Zapatero, pero esta vez no tiene alternativa, con un Patxi López que parece claramente decidido a ser Lendakari.

Respecto al PP, deben apoyar a López, si bien con matices, porque no se trata de cambio -mover todo, para que todo quede igual- sino de verdadera alternancia para que un reducido número de soberanistas - con Ibarretche- al frente, y los terroristas de ETA sigan chantajeando la vida política española.

Hay que volver al consenso de la Transición, de fidelidad a la Constitución y al Estatuto de Guernica, por lo que PSOE y PP tienen necesariamente que entenderse, y estar al nivel que las circunstancias exigen, en una Comunidad que por mucho que lo digan, tampoco tiene nada de "histórica" incorporada a Castilla desde los siglos XIII y XIV.
Continuará...

2 comentarios:

GUILLERMO DIAZ dijo...

Comparto tus opiniones, en cuanto que, como bien dices.... "ganó la Constitución" en ambas Comunidades.

Anónimo dijo...

Me alegro de lo de Galicia y sobretodo de lo de Euskadi, pero es bastante vergonzoso la soberbia con la que los PP´s están públicamente sacando pecho en lo de Euskadi, cuando es el momento de ser humilde y cauto, el país Vasco debe estar fuera de toda guerra política y rivalidad a nivel nacional PP-PSOE. Frase como "y nosotros decidimos el futuro de Euskadi.." de los dirigentes del PP con chulería no me gusta un pelo...

Miguel Checa