viernes, 30 de abril de 2010

¿DÓNDE ESTÁS ADOLFO SUÁREZ?(III): LA BURBUJA PRESIDENCIAL-MESIÁNICA GUBERNAMENTAL





"La peor decisión es la indecisión". Benjamín Franklin.

"Zapatero es autoritario y personalista pero no por soberbia si no por mesianismo". "El Maquiavelo de León" de José García Abad.

Desde mi gran afecto político y personal, y colaborador suyo como Secretario General de UCD-Asturias en aquel tiempo, quiero finalizar con este Artículo el homenaje iniciado en los dos últimos sobre Adolfo Suárez, el Presidente de la recordada Transición: hombre cordial, honesto y gran estadista por encima de todo, que "hizo lo que tenía que hacer".

ZAPATERO Y LA SUERTE.
Se atribuye a Napoleón la anécdota de que, a veces, enviaba a uno de sus mariscales menos dotados a realizar misiones supuestamente superiores a su capacidad; intrigado, otro de sus ayudantes le preguntó ¿pero Sire, cómo le envías a una misión que sabes le supera?, y el emperador le contestó: sí, ¡pero tiene suerte!.

Zapatero obtuvo, contra pronóstico, la Secretaría General del PSOE, beneficiándose de la división del voto entre cuatro candidatos y del doble “castigo” al candidato mejor situado Bono, tanto del sector guerrista por “afrentas” pasadas, como de algún barón y/o directivo del partido que no quería ser “ensombrecido” por éste, prefiriendo un Primer Secretario más joven.
Entre estos “barones” uno muy significativo fue Maragall, continuo opositor a CiU y líder del Partido Socialista Catalán (PSC), vinculado "federal, confederal, independiente o amistosamente" al gran partido nacional y constitucional que siempre fue el PSOE, y este apoyo será trascendental en el futuro: así el desconocido diputado Zapatero alcanza la Secretaría del partido pero, sin duda, ¡tuvo suerte!.

En marzo de 2004 obtuvo, también contra pronóstico según las encuestas, la Presidencia del Gobierno al ser su partido el más votado en las elecciones generales, aunque sin mayoría absoluta, lo cual le ha inducido (ahora sabemos que convencido de ello) a alianzas políticamente “peligrosas”.
Entre ambos nombramientos, Zapatero va a ir elaborando y exponiendo un programa populista-electoralista, de máximos,…, pero no de gobierno, pues sus posibilidades de triunfo en las elecciones generales eran escasas, al menos en condiciones normales.
Ocurrirá el vil, criminal y cruento atentado de Atocha tres días antes de unas elecciones que debieron suspenderse, cuya incidencia será decisiva para que el candidato socialista se convierta en Presidente: de nuevo ¡tiene suerte!
FRACASOS GUBERNAMENTALES.
A Zapatero se le implica directamente en (cito sólo políticas de Estado):
-Terrorismo de ETA: la muy fracasada y esperpéntica negociación con los terroristas.
-Territorial: no plantear la reforma del modelo estatutario-financiero y, en particular, en el pacto y aprobación del presuntamente inconstitucional Estatuto catalán.
-Pacto del Tinell: grave error antidemocrático para excluir al PP de la escena política.
-Memoria Histórica: una ley innecesaria y revanchista que conduce al frentismo.
-Política Exterior: disparatada y errática con determinados "caudillos" iberoamericanos.
-Política -financiera y real: por no preveer la crisis pero, sobretodo por la secuencia de engaños negándola y no tomar ningún tipo de modificaciones estructurales.
-Justicia: la no reforma, tanto en medios e informatización, como en su despolitización.
-Defensa:gran malestar en las Fuerzas armadas por la controvertida Ley de la carrera militar, por la falta de medios, y por negar su presencia en conflictos bélicos.
-Educación: al situar a nuestro país en los últimos lugares del sistema educativo.
-Desempleo: a por los ¡5 millones de parados!, más del 20% y más del doble de la media europea.
Lo anterior, en forma muy sintética pero muy conocida es el desalentador panorama de nuestro país, crisis institucional incluída, la "burbuja presidencial"que heredamos de un indeciso e improvisador presidente con poco talento, que nunca debió de serlo.
Hay que volver a la Transición, basada en el Consenso: la Constitución de la Conconcordia del 78, los Pactos de la Moncloa , los primeros Estatutos de Autonomía, a la unidad antes UCD-PSOE, ahora PSOE-PP, en cuestiones de estado, invitando a aquellas formaciones nacionalistas leales con el sistema.
Pero como certeramente se dijo hace tiempo:”Zapatero se cree designado por la Historia para superar este período y abrir uno nuevo, que engarza la legitimidad democrática, no con el pacto constitucional del 78, sino con la IIª República y con los vencidos de la guerra civil”.
SE ACABÓ LA SUERTE.

A Zapatero, le gusta quedar bien con todos pero gobernar no es sólo agradar, sino también oponerse, rechazar y tomar decisiones: esto es un problema por su estilo presidencialista, voluntarista y "mesiánico" (como se cree él mismo), según indica el periodista José García Abad en su reciente libro.

Los ciudadanos lo eligieron para que “gestionara” el país, no para que lo “patrimonializara”, y debe demostrar que sabe lo que hace: el ser “rojo, feminista y utópico” como se declara puede ser irrelevante en política: “las cosas son como son, y no como, según él, deberían ser”.
Como diría Machado: “Mi ojo no es ojo porque tu lo veas; es ojo porque te ve”.

Estamos en una grave crisis económica, social, cultural e institucional, y Zapatero no es capaz de afrontarla y reconducir esta "burbuja" de forma estrictamente constitucional, al interés general y solidario: ¡se acabó la suerte, es la hora del liderazgo y las decisiones!.
REFLEXIÓN FINAL.
Ante la muy alarmante situación española -económica, social, cultural e institucional-, creo que nuestros exPresidentes Suárez (Transición, transformación y reforma política), Calvo Sotelo (fallecido/golpe del 23F), González (socialdemocracia moderada y reconversión industrial) y Aznar (centro derecha moderado-liberal y reforma económica), que superaron con acierto serias crisis, se presentarían como estadistas, para dar confianza y liderazgo sin dogmatismos, ni partidismos, ni regionalismos: ¿dónde está el actual inquilino monclovita?
Y repito la misma pregunta ante una situación tal alarmante y sin rumbo:
Presidente Suárez: ¿Qué debe hacerse', ¿Cómo lo harías?

6 comentarios:

GUILLERMO DIAZ dijo...

Amigo Antonio: La respuesta es fácil. Cualquier presidente con sentido de estado lo haría tomando decisiones, gusten o no gusten, no pensando sólo en réditos electorales, aplicando medidas concretas y buscando pactos de estado.
Pero claro, esto es imposible con nuestro mesiánico Presidente. El mejor favor que podría hacer a los españoles, es que dimita.

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...traigo
sangre
de
la
tarde
herida
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazón
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


TE SIGO TU BLOG




CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...


AFECTUOSAMENTE
ANTONIO

ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE BLADE RUUNER ,CHOCOLATE, EL NAZARENO- LOVE STORY,- Y- CABALLO, .

José
ramón...

Antonio Checa Pérez dijo...

Para Guillermo:
Ciertamente este "mesiánico" e incapaz presidente lo mejor es que dimitiese, porque ha hecho un daño inmenso, tal vez irreparable en cierta medida, a España en todo: económico, social, cultural, fractura territorial, enfrentamiento social,..

Antonio Checa Pérez dijo...

Para José Ramón:
bonitos versos, muy poéticos.
Agradezco tu seguimiento de mi Blog, y tus sugerencias.
Saludos.

Ibiza Melián dijo...

Ciertamente Antonio, nos encontramos frente a una dramática encrucijada, en la que dependiendo del camino que tomemos, bordearemos antes o después los innumerables obstáculos que se ciernen sobre el mismo.

Un abrazo enorme desde Canarias.

Antonio Checa Pérez dijo...

Ibiza.
La encrucijada es mucho más dramática de lo que parece, pues a la crisis económica de la que otros países están saliendo pero no España,hay que sumar la social, cultural, fractura territorial, enfrentamientos ciudadanos,.. Este "mesiánico" e incapaz presidente lo mejor es que dimitiese, porque ha hecho un daño inmenso, tal vez irreparable en cierta medida, a España en todo, para poder encontrar un camino de recuperación.
Saludos desde Asturias.