viernes, 12 de junio de 2009

ELECCIONES EUROPEAS(II): ANÁLISIS DE ESPAÑA








En mi Artículo anterior, http://desdelcentro.blogspot.com/2009/06/elecciones-europeas-eurodesinteresy-mas.html), analizaba las elecciones europeas en el conjunto de los 27 Estados miembros y, en éste, singularizo para España.

NIVEL NACIONAL ESPAÑOL.

Resultados Electorales.
Los resultados -sobre 50 eurodiputados y circunscripción única-, con una participación algo superior a la media europea (+2=46'02%), supone el claro triunfo -en diputados y %- del Partido Popular (PP-23/42'25%) que supera en casi 4 puntos, 2 eurodiputados y 600000 votos al Partido Socialista (PSOE-21/38'50%).
Además, Coaliciones nacionalistas (por Europa-2/de los Pueblos-1) obtienen 3 diputados, 2 IU y 1 UPD (por primera vez en la Eurocámara con el Catedrático de Derecho Francisco Sosa Wagner).
Importante que los proetarras de II no consiguen ningún escaño a pesar de sus 175000 votos (más de 110000 en el País Vasco).

En comparación homogénea, es decir, elecciones europeas -actuales y anteriores (con participación similar-45'14%)- el PP incrementa su porcentaje en 1% y 400000 votos, mientras que el PSOE lo disminuye en casi 4% y 750000 votos, IU baja 1'5% y 220000 votos (a pesar de la circunscripción única que tanto reclaman), y nacionalistas y UPD no son susceptibles de comparación por coalición diferente o novedad.

Distribución del voto: Autonómica y Provincial/Municipal.

Esta distribución aclararía la sensible diferencia entre PP y PSOE:

-La lectura por Comunidades Autónomas indica, cuantitativamente, que el PP se mantiene y aún incrementa sus resultados en 11 de las mismas (más Ceuta y Melilla) -notoriamente en Murcia, Madrid y País Valenciano, triunfo en comunidades socialistas como Canarias, Castilla la Mancha y Baleares, o de ninguno como Cantabria y Navarra-, recortando diferencias en 4 de las 5 en que vence el PSOE -casi igualados en Asturias y Aragón, recorte de 10 puntos en Andalucía y también en Extremadura-, incremento de CiU en Cataluña y continua el PNV como más votado en el País Vasco.

-La lectura Provincial seguiría una línea parecida a la Autonómica, aunque aún más favorable cuantitativamente al PP respecto a Municipios y/o Capitales de provincia en autonomías del PSOE, casos de Oviedo y capitales castellanomanchegas, canarias, baleares, andaluzas de Almería y Málaga,..., manteniendo las del PP, casos de Madrid, Valencia, Murcia,...
-Se mantiene, no obstante, un claro bipartidismo con la novedad de UPD (partido que se consolida para permanecer), si bien probablemente, según Rajoy, "se abre un nuevo ciclo político", como ocurrió cuando Aznar venció en las europeas de 1994 aunque por mayor diferencia: tanto PP como PSOE deben reflexionar y hacer su autocrítica, si bien desde el triunfo y la derrota, respectivamente.
Reflexiones y Conclusiones.

-Respecto a la campaña de Zapatero, basada en su máxima de que el fin (el poder) justifica los medios, todas las opiniones (incluso internas, como la de "cambiar la sustancia" de Joaquín Leguina o la de Felipe González) indican que ha sido errónea y errática, con videos y alusiones bajeras y frentistas, sandeces, introducción de asuntos no adecuados ("condonazos","píldorazos" y "abortazos"), desplantes públicos ("fantonazos"), falta de ideas y liderazgo, desconfianza del electorado para gestionar una crisis como la actual (sobre la que se ha mentido repetida, innecesaria e irresponsablemente), incumplimiento repetido de promesas, judicializar la política en tiempo electoral (sin presunción previa de inocencia), encuestas equívocas e inoportunas como la del CIS,...

-La judicialización de la política coincidente con las elecciones ha sido contraproducente, pues los electores sospechan de su introducción en campaña y, además, siempre consideran acertadamente la "presunción de inocencia" en un Estado de derecho.

-La actuación del otrora prestigioso CIS (Centro de Ivestigaciones Sociológicas-ahora "Socialistas"), pregonando una encuesta triunfal del PSOE pero ocultando que, para ello, sería necesaria una participación superior a un inalcanzable 80% exige, al menos, una aclaración.

-Las Instituciones, instrumentos, recursos y medios estatales y/o gubernamentales deben de estar, en un Estado de derecho, al servicio de los ciudadanos, y no de partidos, grupos o personas en su actuación partidista o privada.

-He indicado repetidamente la ineficacia y el nivel máximo de incompetencia de los actuales principales dirigentes socialistas (Zapatero, Blanco y Pajín), y de casi todos los ministros que siguen o, ya es difícil, se van sucediendo a peor (Aido, Chacón, Sinde, Moratinos, Salgado, Sebastián, de la Vega,...), creando cada vez más incertidumbres, paro, frentismo y resultados muy negativos.

-La presencia continuada e intensa de Zapatero en la campaña, responsabilizándose previamente de los resultados, contrasta con su desaparición durante dos días posteriores a la derrota, y presencia obligada en el Senado en el que se mostró de lo más arrogante y desafiante: ante resultados desfavorables le falta firmeza y responsabilidad, entra en crisis de ansiedad y se oculta, todo ello unido a su deficiente formación académica y cultural, e inexistente profesionalmente, es decir, lo menos adecuado a un estadista.

-Lo anterior me hizo compararlo con los expresidentes: ¿cómo se habría comportado ante los gravísimos problemas que hubo de afrontar Suárez en la Transición, o Calvo Sotelo nacido el 23F, o las durísimas y necesarias reconversiones industriales de González con huelgas generales incluídas y ruptura con la UGT o, finalmente, encarar la crisis de la economía productiva y otras como hizo Aznar?.

-Una extrapolación de las elecciones europeas a unas generales preveen unos 150 diputados para el PSOE y 170 para el PP, con lo que podíamos salir de la "pesadilla" de más de un lustro de Zapatero, si su centenario y respetable partido no lo cambia antes, se fortalece y vuelve a competir de nuevo.

4 comentarios:

Españolito que al mundo vino dijo...

Teniendo en cuenta el modus operandi de nuestros políticos desde hace algún tiempo, desconozco si el electorado que hemos acudido a votarles, hemos pecado de buenos, de tontos o simplemente de idealistas incorregibles.

Y es que en clave regional, sin ir más allá, no hace falta remontarse muchos años, sino más bien semanas, días u horas para reconocer en sectores desgraciadamente bien representativos de la llamada “clase política” (más bien “estamento” entendido a la antigua usanza), la estrategia de acoso y derribo a los empleados públicos cuya inmensa mayoría ni sueña con honorarios imperiales como los que sus jefes políticos perciben hora sí hora también y a quienes deberían defender con mimo a capa y espada; colectivo funcionarial, por cierto, que con necesidad aristotélica a prueba de bomba doy por hecho ha vuelto a sucumbir inequívocamente a la grave enfermedad socioeconómica de nuestro entorno autonómico: el voto único que va pasando de los excombatientes al funcionariado (yo prefiero llamarla “delosnuestrismo” por el síntoma verbal recurrente-compulsivo que muestran los afectados: si alguien es de los nuestros ya sabemos que la bajada de pantalones es tan inminente como obligatoria, aunque sepamos que nos va a doler).

Las masas, ya lo decía Ortega y Gasset, se comportan como un gigante acéfalo; esto no es nuevo, no. El problema añadido en nuestro día a día es que, por ósmosis dirigida y planificada, esa falta de cabeza pasa del grupo al individuo a partir del momento en que se trata de fulminar la educación y a sus trabajadores (si son públicos, con doble razón); y esto por desgracia a los que vivimos inmersos en “el sistema” no nos coge ni de nuevas ni de sorpresa porque la tiza del colegio o los productos químicos del hospital, que en otros ha generado terribles alergias con estampida incluida, mancha cada día nuestras manos y nos sitúa al otro extremo de carísimos panfletos, cartelotes a inmenso formato, plataformas on line ad hoc, despachitos, campañas mediáticas con sellitos institucionales y apoyos con marcado acento circunflejo al gusto SGAE .

Esas sustancias no salen en los anuncios tan maravillosamente producidos y pagados por todos, pero aportan una sustantiva dosis de realidad sobre quienes ejercen de cabeza del gigante acéfalo y lo que pretenden… sin llegar a saber del todo por qué, y menos aún cuando las acciones emprendidas por “los nuestros” -tan solidarios y pro estateles según sus siglas- traen la consigna de exterminar el sentido básico del trabajo público, para enriquecimiento de agencias publicitarias. Cuando lo comprendamos, eso sí, tal vez sea demasiado tarde y, encima, alguien se habrá ganado por ese entonces un sueldo vitalicio en concepto del más clamoroso, reconocido y prestigioso dolce far niente. No, si lo mío de ir a votar, he de confesarlo, es puro vicio.

Españolito que al mundo vino

GUILLERMO DIAZ dijo...

Estoy convencido que tenemos al peor de todos los gobiernos habidos tras la transición democrática.

Lo que aun no acabo de entender es cómo con tan nefasta gestión económica, haya sido el gobierno socialista europeo menos castigado en estas elecciones donde claramente han ganado los partidos populares europeos.

Imagino que si esos paises europeos tuviesen los niveles de paro españoles, los votantes de los partidos socialistas les habrían dado un duro castigo.

Será por eso de que "Spanhis is diferent".

Antonio Checa Pérez dijo...

Para "Españolito que al mundo vino":
Agradezco tus comentarios que, en lo referente al tema público, expones suficientemente.
Respecto a los clásicos como Ortega y su "Rebelión de las masas", siempre vuelven y la "acefalia" grupo-individuos-grupo deben erradicarse elevando el nivel cultural-educacional-moral-prosefional de la sociedad y la vida pública.
Sobre el voto, siempre consideré que se trata no sólo de un derecho sino también de un deber, debiendo ir a la urna como reafirmación de la democracia, con la opción "en blanco" si se está en desacuerdo con partidos y dirigentes.
Lo de "Españolito que al mundo vino" es muy original y machediano, pero desgraciadamente muy triste.
Saludos.

Antonio Checa Pérez dijo...

Para Guillermo:
Puede que España sea diferente pero, en este caso, para mucho peor.
Creo que las Conclusiones-Reflexiones finales de mi Artículo reflejan claramente nuestra caótica situación.
Saludos.